Pizzas flatbreads de amarillos, maíz y tomates

Por Devorak Amadeo @PizcadeGourmet

Ahora que entra el verano necesitamos comidas sencillas, rápidas y que nos transporten a estar almorzando en un café al aire libre bajo la sombra de sombrillas cubiertas con grandes árboles que soplan brisa tibia.   Con sangría en mano y todo.  

Esta es una de esas ideas que te verás repitiendo bastante; pizzas en flatbreads.   Esta receta particularmente tiene un gran balance de sabores entre el dulce de los amarillos y el tomate con los sabores salados de las aceitunas y el queso.   Las dos claves para que este tipo de pizza te quede crujiente es cubrir ambos lados con aceite de oliva y comenzar a calentar el horno con las pizzas ya adentro.   Yo siempre uso un horno pequeño de counter para esto.   Si en los últimos minutos te parece que los ingredientes se están quemando muy rápido y aún le falta un poco al pan para quedar crujiente baja la temperatura a 400 ° ó 375 °.  

Esta receta es por pizza individual.   ¡Que las disfruten!

Sígueme en Facebook @Pizca De Gourmet, Instagram @devamadeo o twitter @PizcaDeGourmet.

 

Flatbread pizzas de amarillos, maíz y tomates
(Ingredientes por pizza)
Tiempo total
– 20 minutos   Tiempo de preparación – 10 minutos
Equipo – brocha de cocina y bandeja de horno

Flatbread – 1
Aceite de oliva – 2 Cdtas
Salsa marinara – 2 a 3 CDAS
Queso mozzarella fresco – 4 rebanadas más algunas migajas
Tomates Campari picados en cuartos – 2
Cebolla roja – 4 a 5 ruedas picadas bien finitas
Aceitunas negras, picadas en pedacitos – 1 cucharada
Maíz en grano – 1 cucharada
Rodajas de amarillo – 6
Sal fina de mar y pimienta fresca molida

Usando la brocha cubre con aceite de oliva ambos lados del flatbread.   Unta la salsa de tomate en uno de los lados del pan.   Espolvorea una pizca de sal y pimienta sobre la salsa.   Distribuye las rodajas de queso mozzarella a través del pan y riega algunas migajas alrededor.   Distribuye uniformemente los tomates, la cebolla, las aceitunas, el maíz y las rodajas de amarillo.   Esparce una pizca extra de sal y pimienta por encima.   Coloca las pizzas en el horno y préndelo en 425°.   Una vez el horno llegue a esta temperatura hornea por 5 a 7 minutos adicionales, hasta que el queso esté derretido y el flatbread se sienta firme y crujiente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo