Columna de Yolanda Rosaly: Un llamado a mis admiradas “perras” y “perros”

Quien me conoce sabe el significado que tiene para mí la palabra “perra (o)”. En mi diccionario, significa “fabulosa (o)”, “espectacular”, “triunfador (a)”, “exitoso (a)”, es decir, “el o la mejor de las mejores…”. Dicho esto, sencillamente, Roselyn Sánchez, Denise Quiñones, Sonya Cortés, Sandra Zaiter, Gilberto Santa Rosa y Modesto Lacén, entre otros, son sencillamente unos “perros” y “perras”. ¡Y nunca mejor dicho! Pues, no tan solo son excepcionales por sus ejecutorias profesionales sino por contar con la babilla de dedicarle tiempo y defender a esos maravillosos seres peludos que no tienen voz ante millones de seres inescrupulosos, malvados, insensibles y anticristianos que se dedican a hacerles daño sin razón ni motivo.

El evento que se llevó a cabo recientemente y se transmitirá el domingo por WAPA, llamado Patitas por una causa, es un ejemplo del deseo de los antes mencionados y muchos más de educar, crear conciencia y intentar solucionar el maltrato, en todo el sentido de la palabra, contra millones de angelitos desamparados víctimas de la maldad de tantos seres humanos. Esos animalitos no tan solo son víctimas de golpes, de dolor, de angustia, sino de hambre y sed. ¡Qué alegría saber que este esfuerzo llegará a calmar el sufrimiento de un gran grupo de estos seres maravillosos!

No obstante, y, por favor, no me llamen desagradecida, falta mucho más por hacer. Y la verdad debe ser dicha: de la misma manera que los comunicadores tenemos el deber sagrado de colaborar en todo aquello que ayude a mejorar la sociedad en la que vivimos, las figuras públicas también lo están. Como ya he mencionado, Patitas por una causa es uno de diversos esfuerzos que muchas celebridades han realizado en pro de estos seres que no tienen voz. ¡Bravo por eso!

Sin embargo, hace falta algo más. Y sirva esta columna para lanzar una recomendación para la que estoy 100 % comprometida: crear un movimiento correctamente coordinado y estructurado para reducir a lo mínimo la procreación de animales no deseados. Es decir, esterilizar y castrar en masa.

Es por lo anterior que son estas celebridades, con su gran poder de convencimiento y convocatoria, las llamadas a ser proactivos y tomar acción para realizar esta gestión que, dicho sea de paso, el Gobierno (quien está llamado por ley a hacerlo) ha ignorado cruel y malamente.

Sugiero que convoquen una alianza con Asociación de Veterinarios para lograr días, semanas, cuando puedan realizarse esterilizaciones en masa a precios ultrarrazonables. ¡Estoy segura que muchos y muchas estarán más que dispuestos a colaborar! Al mismo tiempo, comprometer a entidades privadas, comercios, compañías que paguen por estos servicios será pan comido para ustedes, mis apreciados artistas. ¡Y no faltarán manos que los apoyen!

Así las cosas, mis queridos miembros del mundo del espectáculo, hace falta puntualizar mucho mejor el mensaje; crear las actividades dedicadas específicamente a lograr esterilizar y castrar, porque ahí está la verdadera solución. Somos muchos los que lo intentamos, pero, ustedes, a quienes el pueblo conoce, sigue, admira, emula y respeta son los llamados a TOMAR ACCIÓN inmediata dirigida a este propósito.

¡Ayúdenlos! Dios compensa.