Columna de Yolanda Rosaly: Y después de Fatmagül, ¿qué?

Por Yolanda Rosaly @YolandaRosaly

Todo parece indicar que llegó la virazón… Cuando pensábamos que las telenovelas habían cumplido un ciclo más y que prácticamente desaparecerían de la pantalla por buen tiempo, este género parece estar regresando y con intenciones de quedarse. ¿Y de quién es la culpa? Pues finalmente sí la tuvo Fatmagül. El éxito alcanzado por esta novela con rasgos de teleserie (lo que en parte la hizo tan exitosa) puso a correr a las gerencias de todos los canales y a mirar hacia mercados lejanos que, desde hace mucho, cuentan con un inventario de buenas producciones. Y tan es así que las emisoras ya tienen programados varios de estos melodramas.

De hecho, algunos como Tormenta de pasiones comenzó casi a la par con Fatmagül en WAPA, donde sus dirigentes reaccionaron de inmediato a la fiebre de la chica turca violada que pudo superar su tragedia y rehacer su vida con el guapo Kerim y aprovecharon para pautar a Tormenta de pasiones a la 1:00 de la tarde con buenos resultados.

Uno de los muchos elementos que hicieron muy particular a Fatmagül es que se trata de la única serie-telenovela que ha sido transmitida por dos canales a la vez. Telemundo la comenzó luego de que empezara en WAPA, en capítulos adelantados y editada como queriendo terminarla antes de tiempo, lo que nunca entendí. Pero lo que sí se pudo demostrar es que la historia, la diagramación de su libreto, la excelencia de las escenas grabadas, paisajes y edición, entre otros elementos, fueron de tal calidad que terminó siendo un proyecto ganador en ambos canales.

Pero, por lo mismo, como dice el dicho “un rayo no cae dos veces en el mismo sitio”, igualar o intentar superar el triunfo de Fatmagül no será tarea fácil, por no decir que imposible. Aunque a Tormenta de pasiones le va bien, habrá que ver qué respaldo continúa recibiendo Secretos, novela protagonizada por Kaan Tasaner, el terrible Erdogan de Fatmagül, la que vino a sustituir a esta última en Telemundo de 12:00 a 2:00 de la tarde. Porque, hasta el momento, ha pasado sin pena ni gloria…

De hecho, Telemundo ha anunciado otras dos producciones turcas que serán presentadas antes que termine el 2016 mientras se dice que WAPA hará lo propio. Por otro lado, Univisión Puerto Rico no se queda atrás y ya tiene en agenda el comienzo de una producción extranjera, esta vez brasileña, llamada Moisés y los 10 mandamientos. Cuentan que es toda una joya, prácticamente grababa al estilo Hollywood con todo el presupuesto del mundo y, como ha ocurrido con las turcas, con un avance extraordinario en lo que a la traducción al español se refiere. Esto, entonces y contrario a lo ocurrido hace décadas con estas novelas, ayuda a que estas producciones sean mucho más digeribles por los mercados de habla hispana.

Entonces, a todas luces los proyectos mexicanos-miamenses parecen estar en peligro de extinción. Y esto no debe sorprender a nadie. Desde hace muchos años lo único que han hecho son nuevas versiones de telenovelas que en un pasado fueron exitosas. Probablemente por eso mismo han sido un fracaso, porque los tiempos cambian y los gustos de los televidentes también. En un mundo donde todos tenemos acceso a tantas extraordinarias producciones de todo tipo, un melodrama con una escenografía acartonada, con actuaciones exageradas, fuera de la realidad del siglo XXI, está destinado al fracaso.

En los últimos tiempos quienes únicamente lograron apartarse de esto fueron las casas productoras colombianas, aunque, últimamente, también han perdido parte de su encanto. Dicho sea de paso, WAPA va a probar suerte con la novela colombiana La esclava blanca, que tal parece se trata de un proyecto muy ambicioso que pudiera ser un palo. Veremos a ver.

Así las cosas, todo parece indicar que la oferta melodramática está de vuelta en nuestra televisión comercial y que habrá de todo como en botica. De mi parte, me da igual de dónde venga la producción después de que cuente con unos estándares básicos de calidad que aporte a una buena experiencia de entretenimiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo