Columna de Yolanda Rosaly: A los criticones del video de la fiscal

Por Yolanda Rosaly @YolandaRosaly

La redes sociales han llegado para revolucionar el mundo de las comunicaciones, mayormente de forma positiva. Pero también se han convertido en vehículos para quienes las ven como su única forma de cobrar protagonismo emitiendo opiniones sin tener argumentos y ni tan siquiera talento para expresarse. Pero peor son aquellos que se hacen llamar periodistas o toman posiciones radicales, a pesar de que desconocen la historia completa y ni se ocupan de averiguarla. Y, sobre todos los anteriores, están los que no tienen perdón, los que le dan like o share a las barbaridades que publican otros.

¿De qué hablo? Pues hace unos días varias personas formaron todo un revuelo, o por lo menos intentaron crearlo en Facebook y Twitter, tras WAPA decidir transmitir el video tomado por las cámaras de la gasolinera a donde el esposo de la fiscal Francelis Ortiz Pagán la llevó herida de muerte. No lo había visto. Pero fue tanto el cacareo que decidí sintonizar su próxima edición para poder apreciar la escena por la que estaban acusando a la gerencia del canal y el noticiario de insensibles, crueles, aprovechados y no sé cuántas cosas más. 

Primero, me extrañaba que todo lo que se estaba diciendo —por parte de quienes posteaban originalmente y los bobos que le daban like y share— fuera verdad. Y tenía razón. Y no lo digo porque me crea que soy la que más sabe, sino porque he trabajado en varios de ellos, lo que me permite opinar con conocimiento de causa.

Al ver el video en cuestión, solo pude concluir y lamentarme de que exista un chorro de gente que “dispara de la baqueta” sin conocer cómo se trabaja en la televisión, sin saber cuáles son sus cánones de ética, estructuras, procedimientos, exigencias y el profesionalismo que los caracteriza a todos. Qué mal les va.

El video que muestra al esposo de la fiscal, el licenciado Fermín Arraiza Navas, sacando a su esposa del auto donde la llevaba junto con su hija de cinco años no era, ni por asomo, morboso o cruel; no se trataba del momento en que se cometió el asesinato, no había sangre, ni se mostraba violencia contra nadie. ¿Que era emocionalmente fuerte? Sí, sin dudas, pues se trata de un caso que ha impactado a todos por cómo ocurrió y la historia de sus protagonistas. Pero hasta ahí. 

Probablemente no todo el mundo piense igual que yo. Y lo respeto. Pero póngase a pensar en otras imágenes a las que nos han expuesto muchos otros programas —no necesariamente los noticiarios tradicionales— y que muestran escenas dantescas, como, por ejemplo, el momento (en el 2007) en que tres policías acorralaron al ciudadano Miguel Cáceres, y en el que uno de ellos lo pateaba y otro le disparó en la pierna y la cabeza causándole la muerte. 

Y, aparte del antes mencionado, existen otros muchos eventos que, “gracias” a la llegada de los teléfonos con cámara, le permite fácilmente a cualquier ciudadano grabar momentos de alta violencia contra personas y animales y enviarlos a los medios de comunicación para que estos los difundan.

Al mismo tiempo, debo dejar claro que NO todo lo que se recibe en una redacción va al aire. Existen estrictos criterios de decisión a la hora de determinar si un visual es apto para transmitirse y si ofende o no la sensibilidad de la mayoría de los televidentes. 

El video de la gasolinera en el caso de la fiscal es uno en el que se manifestaba la diligencia y desesperación de un hombre en busca de salvar la vida de su esposa y que, en medio de la decisión de llevarla a un lugar donde pudieran ayudarla y, a sabiendas que cada segundo contaba, no dudó en sacar a su hija de la cama, montarla en el carro y no arriesgarse a dejarla sola a merced de los delincuentes que minutos antes habían atacado a su cónyuge. Igualmente, el visual dejó de manifiesto el compromiso de dos policías, quienes no titubearon en ayudar al licenciado Arraiza y hasta cargaron a su niña apoyando la gestión de su padre y protegiéndola. Eso fue lo que yo vi. Así lo interpreté. ¿Y usted?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo