Columna de Francisco Zamora: Gracias por despertar la solidaridad

Por Francisco Zamora

La participación de nuestra delegación de deportistas en las Olimpiadas en Río 2016 nos ha llenado de orgullo, más allá de las medallas, su participación ha sembrado la semilla de la esperanza y la solidaridad en nuestro pueblo.

 

No olvidaremos aquella tarde del sábado 13 de agosto del 2016 cuando, a poco más de las 4:00pm de la tarde vivimos una jornada intensa de dos horas en la cual el corazón lo teníamos en la garganta.

 

Luego de un juego cerrado, los gritos de todos los puertorriqueños en todas partes del mundo se unían en euforia para celebrar la victoria de Mónica que nos regaló una de las experiencias más bonitas que hemos vivido como pueblo en los últimos días.

 

Fueron muchos “por primera vez”. Por primera vez ganó una mujer puertorriqueña en unas olimpiadas. Por primera vez nos llevamos una medalla de oro en unas olimpiadas. Por primera vez escuchamos el himno de nuestra isla en unas olimpiadas. Llanto, alegría, risas, orgullo y sin duda esperanza, esas fueron algunas de las emociones que se sentían en el país y en el corazón boricua de todos los puertorriqueños en diferentes partes del mundo. 

 

Días después la delegación siguió dando de que hablar, aunque no todos lograron salir con medallas, la participación de nuestra delegación brilló por su talento y por su entrega. Dejaron el corazón completo en el juego.

 

Hasta la tristeza dio cátedra de inteligencia emocional. Todos sabemos ya lo que ocurrió aquella mañana del 18 de agosto cuando nuestro querido deportista Javier Culson tuvo la “falsa salida”. Pero me atrevo apostar que recordaremos más la reacción de desborde de solidaridad que le dio el pueblo boricua.  

 

Culson no tiene que perder la esperanza ni sentirse avergonzado por aquella “falsa salida” que tuvo. Aunque la primera reacción de los boricuas fue estar atónitos con lo ocurrido, la emoción rápido cambió a solidaridad, orgullo y esperanza. Las redes sociales y los medios del país se llenaron de mensajes de apoyo para el vallista ponceño. Miles de personas le dieron las gracias por representar siempre lo que somos, humanos.

 

Y qué me dicen del señor JAIME Espinal, que cátedras nos da de humildad y patria, que ejemplo para todos de cómo manejar el “ego”, que brillantes son sus reacciones. 

 

La historia es eso, momentos de falsas salidas, rápidas llegadas, esos momentos, aunque nos marcan, no definen lo que somos. No sabemos qué será lo próximo en la carrera de Culson pero sabemos que haga lo que haga tendrá el apoyo de sus seres queridos y de su pueblo Puerto Rico. Culson pasa a la historia por ser un ser extraordinario porque ha despertado lo mejor de los boricuas, la solidaridad.

 

¡Gracias Culson, gracias Espinal, …..gracias Mónica……gracias Puerto Rico por cultivar gente tan bella en esta Tierra Luz.

 

Mira mis otros blogs en franciscozamora.tv  

Loading...
Revisa el siguiente artículo