Metro Negocios

Telemedicina: llegó para quedarse

La telemedicina se ha coinvertido en una aliada para muchas personas durante la pandemia del Covid-19. Sin embargo, no es algo nuevo. Hay registros que evidencian que, desde el siglo 19, se usaba el teléfono para hacer consultas médicas para aquellos que vivían en áreas remotas y no podían trasladarse a una instalación de salud.

Claro está, el Covid-19 acentuó la necesidad de acceder a atención médica de manera no presencial por muchas razones, desde el cierre decretado por el gobierno hasta el miedo a exponerse al virus. Los avances tecnológicos han permitido un avance con el uso de esta modalidad.

El portavoz de la empresa puertorriqueña especializada en tecnología de salud, Hoy Health, Eliud Juarbe, ofrece los siguientes consejos a la hora de recibir una consulta médica a través de telemedicina.

1- El paciente debe tener una preparación adecuada antes de la consulta virtual. Esto incluye estar en un área iluminada, evitar ropas obscuras, tener a la mano la lista de sus medicamentos que ingiere y tener estudios recientes a la mano (si aplica).

2- El paciente debe contar con un equipo tecnológico con el que se sienta cómodo, que sepa utilizar.

3- Se recomienda contar con un acompañante durante la teleconsulta, ya sea el cuidador o un familiar. Esto permite que también tome notas, realice preguntas o asista con el uso de la tecnología, como enfocar la cámara en caso de que se requiera una exploración física.

4- Es importante reconocer que la telemedicina es una consulta médica, por lo que debe permear un ambiente de respeto, diálogo, puntualidad, confidencialidad; se debe evitar recibir la consulta médica en lugares públicos o mientras se está manejando un auto.

5- El paciente debe sentirse confiado y seguro con la consulta y saber que el médico tiene la capacidad de recocer si tiene condición que se puede atender por telemedicina o si es necesario referirlo a otro cuidado médico.

“La telemedicina es una opción real, acertada e invaluable para los pacientes”, aseguró Juarbe, al destacar que ésta atiende la situación de escasez de profesionales de la salud en Puerto Rico y la necesidad de mantener controladas las enfermedades crónicas de muchos pacientes, como diabetes, hipertensión y asma; y hasta puede reducir las visitas a salas de emergencias.

Destacó que la telemedicina se utiliza tanto en servicios primarios, como especialistas y subespecialistas. Enfatizó que “no es sustituto para la emergencia, pero se pueden trabajar condiciones como sinusitis, resfriados, dolor de espalda y de garganta, alergias, conjuntivitis, infecciones urinarias”. Además, a través de ésta se pueden hacer referidos para la realización de laboratorios y otros estudios diagnósticos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos