Estilo de Vida

¿Cuándo cambiar las sábanas y cómo mantenerlas limpias?

Este tipo de accesorios del hogar deben tener un tiempo determinado de uso para mantenerse siempre limpios.

La limpieza e higiene del hogar es una de las actividades que todo ser humano debe tener, ya que esto repercute positivamente en el estilo de vida.

De hecho, cambiar tus sábanas, constantemente, ayudará a tener con regularidad sueño más profundo y reparador.

El mejor consejo para cambiar tus sábanas

Por ejemplo, los ingleses son de las personas que no tienen este hábito, pues suelen utilizar sábanas limpias una vez al año.

Esto deja una interrogante importante, por lo que nos cuestionamos: ¿cada cuánto tiempo es necesario cambiar la ropa de tu cama? Hay muchas variantes para resolver esta pregunta. Incluso, los mismos expertos no tienen claro cuándo debe pasar.

Sin embargo, la tendencia más común es hacerlo, al menos, una vez por semana o, cuando mucho, cada 10 días.

Esta media es importante, porque le traerá múltiples beneficios a tu vida, los cuales explicamos a continuación.

Este textil es de los más utilizados, ya que diario vamos a la cama, y no siempre lo hacemos lo más limpios posibles.

Y es que, la ropa de cama guarda microorganismos perjudiciales que pueden afectar tu salud.

Por tal motivo, un cambio constante de sábanas, cobijas y fundas de almohadas es indispensable.

La ropa de la cama acumula bacterias y ácaros que se desprenden de la piel, así como del textil que utilizas.

Esto provoca reacciones en algunas personas con problemas de la piel. Asimismo, hay quienes tienen una situación diferente, como despertar con la nariz tapada.

En promedio, un ser humano se la pasa ocho horas en su cama, provocando así un contacto directo con miles de bacterias.

Así se mantienen limpias las sábanas

Una sábana o cobija sucia que no se ha cambiado en mucho tiempo puede contener hongos, bacterias, pelos de animal, polen y residuos del cuerpo humano, como sudor, saliva y células muertas de la piel.

Esto abre una baraja de posibilidades, por ello debes cambiar, constantemente, la ropa de tu cama y así podrás tener un sueño placentero que no se vea afectado por los distintos factores.

El mejor tip para mantenerlas limpias es lavar a máquina con agua tibia a fría. En ningún caso caliente, ya que pueden encogerse o perder su color. No es necesario usar suavizante ni cloro, sólo un detergente o jabón neutro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos