Si el Gobierno entrante de Alejandro García Padilla tiene el interés genuino de cumplir con sus promesas de campaña, como la creación de 50 mil empleos en los primeros 18 meses de su mandato, tiene que tecnologizarse.

Áreas de interés
El contador Jorge Mejía destaca otras áreas que precisan del uso de la tecnología

•    Salud. El lamentable caso del niño Jeffrey Alexander, pudo haberse evitado si en el Departamento de Salud hubiese existido “la comunicación necesaria entre los hospitales, emergencia, transmisión de información y el transporte del paciente a San Juan”, dijo. “Es necesario que se haga uso de la tecnología para conectar a todos estos componentes que hoy funcionan aisladamente”.

•    Economía. La nueva administración debe enfocarse en estimular al empresario local a invertir en aumentar su competitividad. Sin el fortalecimiento de los empresarios nativos, la economía no progresa. La meta de transformar los Centros de Gestión Única para que faciliten las conexiones entre el desempleado y las empresas que están buscando emplear es sencillamente imposible sin la tecnología adecuada para ello. Y esto es clave para lograr 50,000 empleos, como reza el plan de gobierno del Partido Popular Democrático.

Si se pretende atender el problema de la criminalidad trabajando con la educación, como especifica su plan de gobierno, la asistencia al salón de clases no debe seguir contándose como se hace en las elecciones, a “palitos”, sino utilizando herramientas tecnológicas.

Y es que, a juicio del contador Jorge Mejía, la nueva administración de García Padilla debe ser ágil y proactiva para que pueda cumplir de forma eficiente sus promesas de campaña.

Según el socio fundador de Fusionworks, una empresa puertorriqueña que utiliza la tecnología para mejorar los procesos laborales en las empresas, Puerto Rico está rezagado en muchas áreas, lo que le resta posibilidades de competir mundialmente a un nivel significativo.

Aseguró que la Isla está de ocho a diez años más atrasada que otros países más avanzados en la adopción de métodos tecnológicos.

“Puerto Rico es un país que tiene amplio acceso a la tecnología. De lo que no estoy seguro es si somos un país que está apto para ver el cambio como algo favorable”, indicó.

En ese aspecto, destacó que el nuevo Gobierno debe continuar empujando a la ciudadanía a moverse al cambio, como se hizo con los peajes que ahora son automáticos.

De acuerdo con el contador, una de las áreas gubernamentales que precisa de una mayor incorporación a la tecnología es el Departamento de Educación (DE).

En ese renglón, Mejía cuestionó que la agencia emplea todos sus esfuerzos y recursos en atender las exigencias de las agencias federales, mas no usa la información recopilada para diseñar estrategias que beneficien directamente a los estudiantes.

Puso como ejemplo que el DE carece de estadísticas inmediatas para medir la asistencia de los estudiantes al salón de clases. “Contar con esa información ayudaría a combatir la deserción escolar y el aumento de jóvenes en actos delictivos”, dijo.

Otro aspecto importante que destacó Mejía de la tecnologización es que ayudaría a que las administraciones gubernamentales operen con transparencia.