El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Rubén Berríos Martínez, presentó el martes, un proyecto de ley que la senadora María de Lourdes Santiago radicó ante la Legislatura que propone un mecanismo para enfrentar el problema del estatus en la Isla.

“Nuestra aspiración es que este proyecto sirva como punto de encuentro para puertorriqueños de todas las ideologías”, dijo Berríos Martínez en una conferencia de prensa.

“A esos efectos hemos tomado en consideración el parecer de los varios sectores ideológicos respecto a diversos mecanismos de estatus que han sido propuestos en el pasado. A la luz de lo anterior, nuestra propuesta incluye tanto una Asamblea de Delegados para enfrentar el problema de estatus como un mecanismo de Referéndum o voto directo mediante el cual será el pueblo quien tenga la palabra final en una votación entre las alternativas no territoriales ni coloniales disponibles”, expresó el líder pipiolo.

Rubén Berríos expresó que la propuesta presentada por la senadora Santiago, está inspirada en las recientes experiencias históricas en las que representantes de las diversas ideologías han logrado ponerse de acuerdo: el proceso plebiscitario de 1989 a 1991 y el acuerdo unánime logrado en el 2005 en la Asamblea Legislativa de Puerto Rico.

La propuesta presentada por el PIP consiste en tres pasos:

1. Se elegirá una Asamblea de Estatus que estará integrada proporcionalmente por delegados que representen las alternativas de estatus que los diversos sectores políticos de Puerto Rico propulsan, la Independencia, la Estadidad y el Estado Libre Asociado no colonial y no territorial.

2. La Asamblea de Estatus, con una sola voz, tendrá la función esencial de exigir al Congreso de Estados Unidos que se exprese sobre los términos y condiciones de las alternativas de estatus que sean aceptables luego de un proceso de negociación con cada una de las delegaciones representativas de las diversas alternativas.

3. Las alternativas así acordadas se someterán a votación directa para que el pueblo de Puerto Rico con pleno conocimiento pueda tomar la determinación correspondiente.