El camino de Manuel Natal Albelo, hacia el codiciado escaño dejado por Eduardo Ferrer en la Cámara de Representantes, parece estar cuesta arriba y bastante escabroso.

Fuentes de Metro comentaron que aunque la candidatura del joven abogado y ex lider estudiantil ha estado resonando intensamente en los medios por varios días, este podría enfrentar oposición en la base del Partido, lo que perjudicaría sus aspiraciones dentro del mecanismo que se utilice para llenar la vacante.


Este periódico supo que el alto liderato del Partido Popular Democrático anunciaría a principios de la próxima semana que la vacante se llenaría utilizando una asamblea de delegados. Esto pondría en suma desventaja al licenciado Natal puesto que son muy pocos los alcaldes y líderes de barrio que lo conocen.

Además, las fuentes añadieron que el pasado activismo estudiantil, así como la visión liberal o de izquierda sobre el polémico tema del estatus le podría causar aún más problemas en convencer a líderes que impulsen su candidatura. A esto se le añade que las ideas de Natal Albelo podrian chocar con la visión de Fortaleza de tener un candidato de consenso con la presidencia de la Cámara.

En ese sentido, en algunos círculos cercanos al PPD y la Cámara ha comenzado a rondar la idea de que un candidato de consenso podría ser el asesor del gobernador, el licenciado Pedro Ortiz Cortés, quien es hijo del prominemente abogado ponceño y donante del PPD Pedro Ortiz Álvarez

No obstante, Natal ha estado sumamente activo en los medios de comunicación, su carisma e ideas políticas han sido vistas como refrescantes en una contienda donde existen casi una decena de candidatos aspirando. De hecho, se le ha visto coordinando esfuerzos con diversos grupos fuera de la colectividad para empujar su nombre en las redes sociales y en otros foros.