La socialité Kim Kardashian dio a luz a su pequeña bebé, North Wets, hace 10 días y ya ha demostrado ser una madre muy protectora.

Según reveló una fuente a Daily Mail, la estrella, de 32 años, se las ingenió para evitar que sus supuestos amigos intenten vender las imágenes de su pequeña a la prensa y optó por enviarles fotografías falsas de una bebé.

Para sorpresa de ella, uno de los amigos que recibió las imágenes, intentó vender la imagen falsa a una publicación.

El bebé, que se ve envuelto en una manta, podría pasar perfectamente por ser hijo de Kim y Kanye West, quien nació el 15 de junio.

Sin embargo, fuentes han confirmado que la foto que Kim envió era una falsificación con dos imágenes de un bebé que no es su hija y ahora está apareciendo en línea.