De acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, la muerte de la actriz mexicana Karla Álvarez, de 41 años de edad, fue resultado de los desórdenes alimenticios que padecía desde hace años. Al momento de su muerte, Karla se encontraba en tratamiento contra la bulimia y anorexia.

La actriz fue encontrada sin vida en su departamento, ubicado en la colonia Fuentes del Pedregal. Su familia llegó a visitarla pero al entrar a la residencia se enteró de lo sucedido.

Un médico particular fue el encargado de certificar la muerte de Karla, sin necesidad de practicarle una autopsia, ya que se trató de una muerte natural y no con violencia.

Carlos Álvarez, padre de la actriz, dijo que no daría entrevistas ni detalles sobre lo sucedido con su hija; sin embargo, a las afueras de la funeraria Gayosso, en Félix Cuevas, explicó que los restos de Karla serían trasladados al Panteón Español, en donde fueron cremados el sábado a las 16:00 horas.

La familia pidió a los medios de comunicación ser discretos y, para evitar que otras personas se acercaran al último adiós, pidió a la funeraria que no publicara en las pantallas del lugar el número de capilla ni el panteón adonde se trasladaría.

Entre las actrices que llegaron para darle el último adiós a Karla Álvarez, estuvo Aracely Arámbula, quien declaró que la muerte de la actriz le causó tristeza, ya que la conoció en Televisa y siempre la hacía reír durante la grabación de la telenovela Alma rebelde. Aracely agregó que hace poco hablaron por teléfono y ambas habían quedado de verse, por lo que la noticia la sorprendió aún más.

Carmen Salinas también recibió la noticia con asombro, pues trabajó con ella en María Mercedes, en 1992.